Noticias de última hora

Recepción oficial de una de las últimas balleneras del archipiélago de Juan Fernández, “Elsa Sofía”

Views: 27

 

En el mes de agosto del año 1922, llegó a las costas de Valparaíso el primer bote de madera (bote ballenero N°4) desde isla Juan Fernández, traído por un fuerte temporal de viento mientras se encontraba realizando faenas de pesca en las cercanías de la isla. La nave, era tripulada por los pescadores artesanales Juan Celedón y Manuel Chamorro quienes, luego de 7 días de navegación, lograron sortear las bravezas del mar y llegar finamente al continente.

El año 2021, al cumplirse 99 años de esta importante travesía, el isleño Germán Recabarren, junto a su tripulación, se embarcaron en el proyecto “Un viaje al Rescate de la Memoria”, y a bordo del bote Victoria N°4, de similares características, revivieron la hazaña que hicieron sus coterráneos hace un siglo atrás.

En el marco de los 100 años de este hito, se realizará la entrega oficial al MMN de la embarcación “Elsa Sofía”, correspondiente a una de las últimas balleneras del archipiélago de Juan Fernández, donada por las familias Rojas Rivadeneira y Rojas Schulz, de isla Selkirk, en conjunto a la gestión de Germán Recabarren Green.

“Elsa Sofía” es una embarcación menor de madera del tipo chalupa ballenera, siendo una de las últimas en su clase y la primera en ser preservada como bien patrimonial en nuestro país en el contexto de la colección de un museo.

Las chalupas balleneras eran originalmente embarcaciones destinadas a cazar ballenas por medio del arpón manual, razón por la cual el casco era liso y estaba terminado en punta en los extremos, por lo que son llamadas también “de doble proa”.

A nuestro país llegaron con los balleneros del siglo XVIII, pero con el correr del tiempo, fueron destinadas a diversos usos, como el transporte de pasajeros y la pesca artesanal, específicamente en el archipiélago de Juan Fernández, donde han sido empleadas para la captura de la langosta, siendo parte esencial de cómo la comunidad del archipiélago ha sabido balancear el cuidado del medio ambiente con el desarrollo sustentable del recurso siendo ejemplo a nivel nacional e internacional.

 

También forman parte de esta donación, objetos que fueron parte importante para la navegación y la pesca artesanal, como remos, el mástil, el timón, su caña de gobierno, un motor fuera de borda “Archimedes”, además de una trampa para langostas y otros implementos de pesca que enriquecerán notablemente la colección de embarcaciones menores tradicionales del Museo Marítimo Nacional para su exposición permanente a todas las personas que visitan día a día este centro histórico patrimonial del cerro Artillería.

 

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *